Superar los problemas de pareja respetando la libertad personal.

Dentro del matrimonio tenemos la tendencia inconsciente de pensar que el otro nos pertenece, esta idea que no logramos hacer consciente nos trae un sinnúmero de problemas de pareja. Aprendiendo a identificar este tipo ideas que algunos llaman “virus mentales” podremos resolver y evitar enormidad de dificultades en la relación de pareja.

El concepto de propiedad privada, es un concepto de nuestra sociedad moderna occidental, heredado de la cultura greco-romana. Es algo muy arraigado en nuestra sociedad, hemos aprendido de chicos que tenemos pertenencias, nuestros juguetes, nuestra pieza, nuestra casa, nuestra escuela y hacemos propiedad de las personas, nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros amigos. Llegando a la edad adulta, nos pasamos la vida intentando ganar y ganar cada vez más “cosas” para nosotros, una casa, automóvil, enseres, ropa, propiedades etc. También hacemos propias a las personas, nuestra pareja, nuestros hijos, amigos, familiares etc.

Olvidamos algo muy importante, cuando nacemos nada traíamos y cuando nos vayamos de esta vida nada nos llevaremos. Por lo tanto, nada nos pertenece realmente, ni siquiera nuestro propio cuerpo pues no podemos tenerlo con nosotros para siempre. Entonces, mucho menos otras personas pueden pertenecernos.

Los problemas de pareja, surgen entonces cuando comenzamos a exigir cosas al otro, a darle órdenes, cuando queremos que el otro cambie de una determinada manera, cuando no respetamos la individualidad  y el derecho de existir como una entidad distinta a nosotros. Si el matrimonio existe, tiene la finalidad de compartir nuestras vidas con alguien a quien amamos, nos casamos porque para nosotros era muy agradable pasar tiempo con esa persona, pero al poco andar del matrimonio, comenzamos a demandar ciertas cosas que el otro debe hacer o dejar de hacer según nuestra conveniencia.

Dentro del matrimonio tenemos la obligación de amar y aceptar al otro tal como es y no podemos pretender que todas las cosas se hagan a nuestro modo. Por otra parte, tenemos el derecho a nuestra libertad, la cual no es negociable, sin embargo la línea que separa la libertad de libertinaje puede ser muy fina y hay que tener cuidado. Un matrimonio implica un contrato entre dos personas, implica asumir un compromiso, por lo cual aunque tenga mis libertades eso no significa que puedo “hacer lo que quiera” hay ciertas cosas que respetar que están dentro un contrato tácito de una relación matrimonial: La fidelidad, el respeto a la casa y sus horarios, el cuidado de la economía en beneficio de la familia, etc. Dentro de los derechos, ambos cónyuges tienen derecho a trabajar, a tener amigos (del mismo sexo), a comprar sus cosas (siempre y cuando no exceda de lo que le corresponde a todos), a comer lo que le agrada, a pensar libremente.

Para evitar entonces los problemas de pareja, cada uno debe hacer presente al otro cuales son las cosas que le permite dentro del contrato y cuales no, se deben establecer los límites que permitirán que la relación funcione. Por ejemplo, “te permito salir con amigos pero no con amigas”. Este contrato no se hace una vez y para siempre, es algo que va cambiando con el tiempo y se va complementando.

Lo hermoso dentro de la relación matrimonial, es renunciar a mis intereses para preocuparme de los intereses y las necesidades del otro. Si cada uno piensa y actúa de esa manera, logrará entonces un buena individualidad, no porque arrebato esta individualidad para mi a la fuerza, sino porque el otro me la otorga por amor. En otras palabras, es gratis, y no debería esforzarme por obtenerla cuando la relación de pareja es sana.

Entonces, comienza ahora a cambiar tu manera de pensar para evitar los problemas de pareja:

  1. Reconoce que tu esposo(a) no te pertenece.
  2. Preocúpate de sus necesidades y de su individualidad.
  3. Incentívale su individualidad, apóyala en eso.
  4. Amala por lo que es, y no por lo que te gustaría que fuera.
  5. Concéntrate en sus virtudes no en sus defectos.
  6. Felicítala por sus logros.
  7. Permítele salir con amistades si lo desea, pero establece los límites.
  8. Muéstrale cuales son tus necesidades, que es lo que te gustaría que ella hiciera por ti.
  9. Conversen acerca de sus ideas y opiniones respecto de diferentes temas, respetando las ideas del otro.
  10. Finalmente, hablen de sus proyectos futuros, pregúntale que es lo que quiere, que le preocupa y que haría si tuviera todo el dinero del mundo.

Enfrentar y evitar los problemas de pareja no es algo fácil, requiere de un trabajo constante y de estar siempre “en guardia”, es un trabajo diario que se debe hacer, el asunto es que la relación de pareja se debe “trabajar” para que crezca y sea gratificante para ambos. De lo contrario esta se estanca y comienza a deteriorarse producto del paso del tiempo y la falta de cuidados.

Espero haberte ayudado, por favor deja un comentario y cuéntanos acerca de tus dificultades mas importante en los problemas de pareja, estaremos revisando y contestando cada pregunta.

Gracias

GALT Psicología.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Infidelidad, Matrimonio, Perdonar una infidelidad, Problemas de pareja, Superar una infidelidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Superar los problemas de pareja respetando la libertad personal.

  1. Excelente comentario, finalmente se entiende que la comunicación es un factor importantisimo para el bienestar de la pareja, ponerse en el lugar del otro parece ser de vital importancia y vaya que lo es. Muchas veces somos egoistas porque esperamos muchas cosas de nuestra pareja sin antes ponernos en sus zapatos.

    Espero leer mas articulos, Saludos 😀

  2. Rodrigo Pizarro dijo:

    Me he dado cuena que mientras mas libertad des, mas cerca tuyo estan y mas desan estar contigo, lamentablemente el tema de la propiedad es dificil desarraigar cuando has sentido que la otra persona te pertenece.

  3. rosibeth dijo:

    grasias por los consejos estaba muy desidida a no darle otra oportunidad a mi esposo porque me fue infiel alos 8 años de casados, y si me hise las preguntas porque a mi, porque yo, y un monton pero grasias, ahora entiendo que un matrimonio fracasado o diborciado, no es por la infidelidad ni por los problemas, sino porque no tubimos el valor de superarlos problemas juntos y no fuimos capaces de perdonar…..hay que pedirle mucha pasiencia y sabiduria a Dios…

  4. Fanny Cervantes Morales dijo:

    No es fácil superar un engaño tengo ya 4 años pasando x esto y es muy difícil todo se lo dejo al tiempo

  5. Jose Adrián dijo:

    me ayuda, por que veo que mis prioridades, no deben ser las de mi esposa forzosamente, ella no me pertenece, puesto que no es un mueble, es una persona individual a mí.

  6. Ramón García ramirez dijo:

    Mi esposa se dirige a sus amigos llamando los mi amor ya en varias ocaciones lo he visto. Es normal o que debo hacer? Gracias

  7. gloria dijo:

    MI PAREJA LE GUSTA SALIR SOLA CON SUS AMISTADES Y SI YO NO ACEPTO LE DA IGUAL Y SE VA ADUCIENDO QUE YO SOY CELOSA Y MANIPULADORA, SE ENOJA Y UTILIZA VOCABULARIOS PARA EL HACER LO QUE QUIERE. QUE PUEDO HACER

  8. Centeno dijo:

    En los últimos meses eh tenido problemas con mi pareja, respecto a su libertad que al principio me costo pero que ahora soy mas flexible, ahora ella tiene un amigo que me dice que le enseño a ver la vida de otra manera y que es muy importante en su vida porque le ayudo a superar sus traumas que yo no pude aliviar, ahora habla con el a diario , solo me dice que es para platicar, pero se esconde y se pone nerviosa cuando la veo, no se que pensar y que hacer, esto nos esta trayendo muchos problemas, requiero de un consejo, gracias

  9. Dayita dijo:

    Me ha ayudado muchisimo este artículo, soy de las personas que pensaba que mi esposo era un egoísta al querer salir sin mi, que el gusto de estar conmigo se estaba terminando. El me decia que mis reclamos lo cansaban y que solo estaba esperanzado en que vuelva a ser la de antes cuando eramos novios, por el bien de nuestra relación voy a darle su libertad. Pero si me gustaría saber cuando empieza a convertirse en libertinaje, mi miedo es que si lo dejo muy libre y no le pongo un límite se vaya por malos caminos. Darle una hora de llegada es correcto? Poner un determinado número de salidas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s